Rechazo a las continuas violencias que sufren las mujeres

La Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar rechaza enérgicamente los casos de violencia contra las mujeres, las niñas y las jóvenes. 


feminicidios 2 0 0La Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar rechaza enérgicamente los casos de violencia contra las mujeres, las niñas y las jóvenes que se vienen presentando  de manera sistemática en el departamento por parte de parejas, exparejas, familiares y sujetos aún no identificados. Estas violencias dan cuentan de la situación de riesgo que las mujeres enfrentamos por el hecho de ser mujeres, como resultado de un sistema criminal llamado patriarcado, que amenaza y acaba con nuestras vidas, como hemos denunciado en anteriores comunicados.

Han sido múltiples los casos de violencias contra mujeres ocurridos en el departamento en estos primeros meses del año, siendo la mayoría de las víctimas niñas o adolescentes. Yoerledis del Carmén Escandón Pacheco, de 16 años, fue asesinada por su pareja en el municipio de Mahantes. Otra mujer, también víctima de feminicidio, fue encontrada con señales de tortura y empalamiento en el corregimiento de Sincerín, Arjona. Dos niñas de seis y nueve años venían siendo víctimas de violencia sexual por parte de su padre en Magangue y una menor de 14 años fue violada por un vecino en el municipio de Santa Catalina.

Todos y cada uno de estos crímenes nos horrorizan y dan cuenta de la falta de sanciones efectivas para los responsables, así como de acciones contundentes de prevención y no repetición que permitan que paremos de contar mujeres víctimas de violencia en el departamento. Como Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar, exigimos a las autoridades locales que activen de manera urgente la Ruta de Atención a Víctimas de Violencias Basadas en Género brindando atención en salud integral acorde con los protocolos, así como acceso a la justicia para las mujeres víctimas y al Gobierno Nacional que requiera a la Fiscalía General de la Nación para avanzar efectivamente en las investigaciones y sanciones, respondiendo a la obligatoriedad de atender a las mujeres bajo los parámetros de la Ley 1257 del 2008 y la Ley 1761 del 2015, en donde se tipifican estos actos de violencia.

Además, como organizaciones y colectivas feministas insistimos en la necesidad de activar un Plan de Prevención de Violencias de Género en el departamento. Plan que fue promovido por la Red de Empoderamiento de Mujeres y acordado en Consejo de Seguridad con la Gobernación de Bolívar en el año 2019, pero que lamentablemente no ha sido atendido ni implementado dando como resultado que las mujeres sigan siendo violentadas y asesinadas en un entorno donde reina la impunidad. Finalmente, hacemos eco de la reciente solicitud de la CIDH que obliga a Colombia a adoptar medidas para preservar la vida y la integridad de las mujeres víctimas.

No olvidamos tampoco las violencias cometidas contra las mujeres lideresas de derechos humanos, como es el caso de las amenazas contra la lideresa Ingrid Vergara Chavez, ni las recientes amenazas contra 21 profesoras (es) de El Salado. Consideramos que la falta de investigación y sanción frente a estos delitos vulnera nuestros derechos y fortalece el sistema patriarcal que se atribuye la propiedad de nuestros cuerpos y vidas. Las mujeres nos seguiremos cuidando entre nosotras, pero exigimos al Estado su responsabilidad con su obligación de cuidado y protección para garantizarnos el ejercicio pleno de nuestros derecho.

*Comunicado conjunto de la Mesa del Movimiento de Mujeres de Cartagena y Bolívar